El gobierno de Chile busca impulsar su sector energético con inversión china

América Latina es uno de los escenarios donde mejor se observa el creciente poder económico de China, especialmente en el sector energético. La presencia china es notable en la región, donde todos los países muestran gran interés en captar inversiones procedentes del gigante asiático. Y en Chile, una de las naciones con mayor potencial para la generación eléctrica, el gobierno tiene la firme intención de estrechar sus vínculos con China si ello sirve para impulsar proyectos eléctricos.

En una reciente cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) celebrada en Pekín, los tres miembros latinoamericanos de este grupo –México, Perú y Chile- mostraron gran sintonía con el país anfitrión, con el que en los últimos años han ido tejiendo una fructífera colaboración. Tal es así que Chile y Perú tuvieron en China a su principal socio comercial durante el año 2013, mientras que en el caso de México sólo Estados Unidos superó a los chinos en el volumen de intercambios comerciales en ese periodo, indica un artículo del diario 'El País'.

En 2006 Chile se convirtió en el primer Estado latinoamericano en firmar un tratado de libre comercio con China. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, aprovechó su presencia en la cumbre de la APEC para animar a las autoridades chinas y a los principales empresarios de ese país a invertir en los nuevos retos que afrontará el mercado chileno, haciendo hincapié en los sectores de las infraestructuras y la energía.

'China Daily' destaca el interés chino en financiar la construcción de proyectos de energías renovables, entre los que se incluirían centrales hidroeléctricas y solares. No en vano, el territorio chileno cuenta con zonas con enorme radiación solar, como es el caso del desierto de Atacama, lugar idóneo para la instalación de centrales fotovoltaicas.

Chile destina ingentes recursos económicos a la adquisición de petróleo y gas para propulsar sus centrales térmicas, y necesita fomentar los proyectos renovables para reducir esa dependencia de los combustibles fósiles.   

En el desarrollo de proyectos solares en el país andino se espera que desempeñe un importante papel la firma china Yingli Green Energy –también conocida como Yingli Solar-, el mayor productor de placas fotovoltaicas a escala internacional. 'Penn Energy destaca que la empresa abrió este año en Santiago la que es su tercera oficina en un país latinoamericano –las otras dos se encuentran en Ciudad de México y Sao Paulo. Por el momento, las placas de Yingli generan unos 25 MW solares en territorio chileno, pero se espera que su presencia sea mucho mayor más pronto que tarde.

Robert Muhn, director gerente de Yingli Green Energy Chile, afirmó que la empresa ve un "tremendo potencial de crecimiento" en el país suramericano, que se está revelando como el lugar perfecto para desarrollar proyectos sostenibles.

El pasado octubre, un informe de estado de proyectos del Centro de Energías Renovables (CER) anunció que los proyectos fotovoltaicos que ya cuentan con permiso ambiental en Chile sumaban 7 GW, informa 'PV Magazine'.

Para asegurarse la captación de inversiones procedentes de China, la presidenta Bachelet no dudó en invitar al primer ministro chino, Li Keqiang, a visitar el país en 2015, señala la agencia Efe. Desde que en 2006 ambos países firmaron el tratado de libre comercio, el intercambio comercial ha crecido en gran medida, pero no así la inversión, que según Bachelet continúa siendo "una asignatura pendiente".

De acuerdo con 'People Daily', Bachelet se muestra convencida de que la serie de tratados de libre comercio que Chile ha firmado con 61 países es la mejor carta de presentación para los inversores. También lo es la agenda de desarrollo de infraestructuras aprobada por el gobierno chileno, que pretende impulsar las fuentes limpias de energía. Esto se conseguirá con el compromiso de recortar en un 20 por ciento las emisiones de dióxido de carbono desde el momento actual hasta el año 2020. Para lograr este objetivo es imprescindible apoyar la construcción e proyectos renovables no convencionales como la energía mareomotriz y la geotérmica, que se unirían a la solar y la eólica.

Las inversiones chinas en Chile y en toda América Latina son una forma de impulsar la propia actividad económica del gigante asiático, país con un alto número de empresas dedicadas a la fabricación del material necesario para el desarrollo de proyectos renovables. Financiando la construcción de estos proyectos, China consigue abrir nuevos mercados para sus firmas. La apuesta de Chile por las energías renovables convierte al país andino en un destino ineludible para la inversión china.

 

Did You Like this Article? Get All the Energy Industry News Delivered to Your Inbox

Subscribe to an email newsletter today at no cost and receive the latest news and information.

 Subscribe Now

Whitepapers

Maximizing Operational Excellence

In a recent survey conducted by PennEnergy Research, 70% of surveyed energy industry professional...

Leveraging the Power of Information in the Energy Industry

Information Governance is about more than compliance. It’s about using your information to drive ...

Reduce Engineering Project Complexity

Engineering document management presents unique and complex challenges. A solution based in Enter...

Revolutionizing Asset Management in the Electric Power Industry

With the arrival of the Industrial Internet of Things, data is growing and becoming more accessib...