La reforma energética de México finaliza su etapa regulatoria

La reforma energética que se está llevando a cabo en México se encuentra en la fase final de su etapa regulatoria. La aprobación de los reglamentos que la desarrollarán es inminente, según anunció el secretario de Energía del gobierno federal, Pedro Joaquín Coldwell. En el transcurso de la Cumbre de Negocios 2014 de México, Coldwell indicó que se aprobarán 25 reglamentos, subraya el diario 'Informador'.

La reforma entra ahora en su primera fase de implementación, denominada Ronda Uno. En este proceso se licitarán bloques de exploración y extracción de petróleo y gas. Empresas públicas y privadas participarán en la licitación. En total se ofertarán 169 bloques. De ellos, 109 son proyectos de exploración, mientras que los restantes 60 serán de extracción.

El gobierno federal planea realizar otras dos rondas, una por año. Se espera que lleguen al país inversiones de unos 50.000 millones de dólares en el periodo 2015-2018.

El secretario de Energía indicó que las bases previas de licitación serán clasificadas según el tipo de yacimiento. La primera clasificación corresponderá a las aguas poco profundas, cuya licitación tendrá lugar dentro de la primera quincena de noviembre. A continuación, en las dos primeras semanas de diciembre, vendrán los aceites extrapesados. Y ya en la primera quincena de enero, la licitación de los recursos no convencionales, aunque en esta última fase también se celebrarán las licitaciones correspondientes al campo petrolero de Chicontepec, en el estado de Veracruz.

Todavía quedarían por licitar los recursos terrestres y los que se encuentren en aguas profundas. Sus bases previas serán publicadas en la primera quincena de febrero (recursos terrestres) y el mismo periodo de marzo (aguas profundas).

Según el secretario de Energía, los primeros contratos se firmarán entre junio y septiembre del próximo año. De esa manera, a finales de 2015 la reforma energética estaría implementada por completo.

Una de las principales novedades que conlleva la reforma es la introducción de planes quinquenales de licitaciones de hidrocarburos, informa el periódico 'El Economista'. La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) será la entidad que someta a consideración de la Secretaría de Energía cada plan quinquenal, lo que tendrá lugar en el mes de marzo del año que corresponda. El Plan Quinquenal de Áreas Contractuales incluirá como mínimo la planeación de las licitaciones y las características de esas áreas contractuales. Tras ello, la Secretaría de Energía emitirá el primero de los planes quinquenales dentro del primer semestre de 2015.

Otra de las alteraciones que trae la reglamentación de la reforma energética es la modificación de la norma de seguridad para aparatos energéticos que empleen gas natural o gas licuado de petróleo. Sus novedades en materia de seguridad afectarán a las instalaciones de suministro, entre otros asuntos.

La reforma conllevará también cambios en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), que seguirá estando integrado en la Secretaría de Energía, pero ahora dotado de un consejo de administración formado por nueve consejeros.

La energía geotérmica tendrá un tratamiento especial. Esta fuente limpia de energía tiene un potencial de 61.178 GW-h anuales, cantidad de la que actualmente sólo se genera el 10 por ciento, según datos del Índice Nacional de Energía. México es el cuarto país del mundo con mayores reservas geotérmicas, lo que ha impulsado la aprobación de una Ley de Geotermia que establece especialidades. Por ejemplo, los permisos de exploración y las concesiones se tratarán directamente con la Secretaría de Energía. Antes, había que pasar por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Un artículo de 'CNN Expansión' destaca las cuatro claves con las que se pretende garantizar el éxito de la reforma energética. La primera de ellas es la transparencia, lo que se conseguirá si los contratos asignados a empresas respetan siempre la ley. La concesión de contratos no corresponderá en exclusiva a una sola institución, sino que participarán en la toma de la decisión cuatro entidades: las secretarías de Energía y Hacienda, la CNH y, en el caso de los proyectos petrolíferos, el Fondo Mexicano del Petróleo.

El segundo punto es la claridad de la regulación, especialmente en lo relativo a la protección al medio ambiente y a las bases de participación.

La defensa de la competencia es la tercera clave. Se garantizarán unas normas de competencia que permitan a las empresas mexicanas competir en pie de igualdad con las grandes multinacionales.

Y la última clave es la transformación de la estatal Pemex, que durante siete décadas ejerció el monopolio en el sector de la energía. Es la hora de que Pemex empiece a "pensar como una empresa", como destacó Mario Beauregard, su director de Finanzas.

 

Did You Like this Article? Get All the Energy Industry News Delivered to Your Inbox

Subscribe to an email newsletter today at no cost and receive the latest news and information.

 Subscribe Now

Whitepapers

Maximizing Operational Excellence

In a recent survey conducted by PennEnergy Research, 70% of surveyed energy industry professional...

Leveraging the Power of Information in the Energy Industry

Information Governance is about more than compliance. It’s about using your information to drive ...

Reduce Engineering Project Complexity

Engineering document management presents unique and complex challenges. A solution based in Enter...

Revolutionizing Asset Management in the Electric Power Industry

With the arrival of the Industrial Internet of Things, data is growing and becoming more accessib...