Cuba busca en Rusia apoyo para modernizar sus infraestructuras energéticas

Cuba está reforzando sus lazos con Rusia con vistas a conseguir importantes inversiones que ayuden al país caribeño a modernizar sus infraestructuras energéticas. El gobierno cubano pretende llevar a cabo un ambicioso plan que necesitaría una financiación exterior valorada en aproximadamente 10.000 millones de dólares.



El primer proyecto a desarrollar consistirá en la construcción de cuatro generadores a situar en la planta térmica de Mariel, según destaca un artículo de la agencia AFP. De esta forma se abastecería de electricidad a una zona industrial que será construida en las inmediaciones del puerto de Mariel. Las autoridades cubanas y rusas ya han firmado el contrato por el que se ejecutarán estas obras, que serán posibles gracias a un crédito de 1.600 millones de dólares concedido por el país euroasiático.

El programa nacional de desarrollo eléctrico pretende elevar de forma ingente la generación eléctrica en la isla. El objetivo marcado es abaratar los costes de producción y alcanzar en 2030 los 30.299 GW/h. Actualmente, la generación es de 18.746 GWh. Si se consigue un crecimiento anual del 3 por ciento en la producción energética, el coste del KW caerá desde los 21 centavos de dólar actuales hasta los 18 centavos en 2030.

Cada uno de los cuatro generadores destinados a la central de Mariel será capaz de alcanzar los 200 MW. Ello supondría un notable incremento de la capacidad de la planta, que en el momento presente cuenta con una potencia de 300 MW y con ello aporta el 12,8 por ciento del total de la producción del país.

Las plantas termoeléctricas son hoy por hoy casi la única fuente de energía en Cuba. El 95,7 por ciento de la producción procede de la combustión del petróleo, mientras que sólo el 4,3 por ciento viene de fuentes renovables. La intención del gobierno cubano es reducir hasta el 76 por ciento la aportación de los combustibles fósiles y aumentar hasta el 24 por ciento el rendimiento de las energías limpias.

Esto último será posible mediante una decidida diversificación de la matriz energética. Entre los proyectos planteados figuran parques solares y eólicos, pequeñas plantas hidroeléctricas y centrales 'bioeléctricas'. Éstas basarán su producción en la combustión de leña de marabú y bagazo de caña de azúcar. Los planes del gobierno cubano incluyen 19 de estas plantas, cuya suma alcanzaría los 755 MW según afirmó a AFP Mariano Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros.

La condición insular y la poca extensión de Cuba (no llega a los 110.000 kilómetros cuadrados) hace prácticamente imposible la construcción de proyectos hidroeléctricos a gran escala, pero sí se podrán levantar centrales de menor alcance. Según las previsiones, las fuentes hidráulicas añadirán 56 MW a la generación energética.

Sin embargo, los fuertes vientos a los que están expuestas distintas regiones de la isla permitirán un gran impulso de la producción eléctrica. Según 'Revista Eólica y del Vehículo Eléctrico', la instalación de plantas eólicas tiene un potencial de 1.100 MW. Así lo afirmó Conrado Moreno, profesor titular del Centro de Estudio de Tecnologías de Energías Renovables (CETER).

Ello supondría un auge espectacular de la energía eólica en el país, donde hasta ahora sólo se producen 11,7 MW procedentes de las centrales de Holguín, Ciego de Ávila y la Isla de la Juventud, que funcionan respectivamente con tecnología francesa, china y española.

Las zonas de posible ubicación para futuros proyectos eólicos se encuentran en la costa de la región oriental, junto al Paso de los Vientos, brazo de mar que separa a Cuba de la isla de La Española. Las ráfagas de viento allí existentes llegan hasta los 6,9 metros por segundo, lo que convierte esa área en un lugar perfecto para la instalación de parques eólicos. Cada uno de ellos podría producir hasta 87 MW. La primera de esas plantas será la de Punta de Quemado, que ocupará 1.600 hectáreas.

El apoyo de Rusia será clave en la consecución de todas estas metas. El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó recientemente una ley que condona el 90 por ciento de la deuda que Cuba contrajo en época de la Unión Soviética, que actualmente asciende a los 35.000 millones de dólares, informa Efe. El gobierno cubano sólo deberá satisfacer el 10 por ciento de esa cantidad, lo que hará en los próximos 10 años por medio de pagos semestrales.

China también está interesada en invertir en proyectos energéticos en Cuba, destaca la agencia Colprensa. En su reciente visita, el presidente chino, Xi Jinping, acordó con su homólogo cubano, Raúl Castro, promover la cooperación en renovables.



Did You Like this Article? Get All the Energy Industry News Delivered to Your Inbox

Subscribe to an email newsletter today at no cost and receive the latest news and information.

 Subscribe Now

Whitepapers

Logistics Risk Management in the Transformer Industry

Transformers often are shipped thousands of miles, involving multiple handoffs,and more than a do...

Secrets of Barco UniSee Mount Revealed

Last year Barco introduced UniSee, a revolutionary large-scale visualization platform designed to...

The Time is Right for Optimum Reliability: Capital-Intensive Industries and Asset Performance Management

Imagine a plant that is no longer at risk of a random shutdown. Imagine not worrying about losing...

Going Digital: The New Normal in Oil & Gas

In this whitepaper you will learn how Keystone Engineering, ONGC, and Saipem are using software t...