Artículo Especial: ¿Está Bolivia empezando a ver su potencial de energía eólica?

Por un corresponsal de Potencia

Bolivia es un país con una enorme riqueza en su subsuelo. Con amplias reservas de gas y petróleo, la mayor parte de la producción eléctrica del país procede de centrales térmicas, especialmente las que funcionan mediante la combustión de gas.

A día de hoy no puede afirmarse que en el sector energético boliviano haya una importante presencia de fuentes renovables -a excepción de las plantas hidroeléctricas-. Por ello, la inauguración del primer parque eólico del país andino ha supuesto una de las mejores noticias en materia energética en la región.

El diario local La Razón destaca que esta primera granja eólica aportará 3 MW al Sistema Interconectado Nacional (SIN). La cantidad es mínima teniendo en cuenta que el año pasado la generación del SIN alcanzó los 1.486 MW, pero la apertura de esta central, inaugurada por el propio presidente boliviano, Evo Morales, se ha entendido como un impulso a las energías renovables en un país cuya producción energética está claramente dominada por fuentes contaminantes.

El parque eólico ha sido emplazado en la localidad de Qollpana, en el departamento de Cochabamba. El proyecto requirió una inversión de 7,6 millones de dólares y ha sido construido por la empresa Hydrochina, que lo administrará y realizará labores de mantenimiento durante los próximos dos años. A continuación, esta firma china transmitirá su gestión al gobierno boliviano.

La web en español de Radio Internacional de China explica que la planta eólica contará en su primera fase con dos aerogeneradores del modelo Gold Wind WTG77-1500. Cada uno de ellos es capaz de generar 1,5 MW.

Morales destacó durante la inauguración que el país necesita diversificar las fuentes de generación de electricidad y ser capaz de producir excedente de energía para ser exportado a otros países.

La matriz energética de Bolivia se compone actualmente de un 65 por ciento de fuentes termoeléctricas y un 35 por ciento de hidráulicas. Según el ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, el objetivo a medio plazo es reducir la presencia de las centrales térmicas y sustituirlas por fuentes alternas de energía, además de aumentar la aportación de las hidroeléctricas. Inversiones de hasta 800 millones de dólares permitirán construir nuevas plantas hidráulicas.

Otro artículo de La Razón destaca la creciente importancia de China en el mercado energético boliviano y el papel esencial que representará en la puesta en marcha de la Agenda 2025.

Este plan fue instaurado en 2013 con el fin de conseguir una serie de metas. Entre otras, erradicar la extrema pobreza, generalizar el acceso a los servicios básicos, de salud y educación y alcanzar la soberanía financiera, productiva, alimentaria y ambiental. Para lograr esos objetivos es primordial para el país disponer de eficaces infraestructuras energéticas.

En este sentido, China colaborará en reemplazar el uso del gas como fuente de energía para ser sustituido paulatinamente por la acción de las plantas eólicas.

Durante 2014 se espera iniciar más proyectos eólicos y también planes basados en otras fuentes. Entre los eólicos podría desarrollarse una planta capaz de generar hasta 50 MW, de acuerdo con Radio Internacional de China.

De esta manera, la posibilidad de iniciar exportaciones de energía podría ser una realidad a partir de 2015, según destaca la agencia Efe. En un principio, el objetivo de cara a las ventas al exterior era comenzarlas en 2020, pero la buena marcha de los proyectos permite prever que las exportaciones se adelantarán unos cuantos años.

Bolivia es uno de los países menos desarrollados de América del Sur. Para garantizar el crecimiento económico del país es fundamental contar con la infraestructura energética adecuada. El gobierno es consciente de que el futuro de la producción energética pasa por las energías renovables y, aunque tarde, se ha puesto manos a la obra. En esta empresa, el Ejecutivo de Morales apuesta por estrechar lazos con China, a la que considera uno de sus principales socios estratégicos y, sobre todo, un "contrapeso" a la influencia de Estados Unidos en la región, como afirma el diario La Razón.

Para más noticias de Latinoamérica.



Did You Like this Article? Get All the Energy Industry News Delivered to Your Inbox

Subscribe to an email newsletter today at no cost and receive the latest news and information.

 Subscribe Now

Whitepapers

Maximizing Operational Excellence

In a recent survey conducted by PennEnergy Research, 70% of surveyed energy industry professional...

Leveraging the Power of Information in the Energy Industry

Information Governance is about more than compliance. It’s about using your information to drive ...

Reduce Engineering Project Complexity

Engineering document management presents unique and complex challenges. A solution based in Enter...

Revolutionizing Asset Management in the Electric Power Industry

With the arrival of the Industrial Internet of Things, data is growing and becoming more accessib...